miércoles, 17 de junio de 2009

La vida es exacta como el base ball, hace un par de meses un base ballista recien llegado a las ligas mayores hizo su debut ((perdon pero no recuerdo que jugador ni que equipo)) su posicion: Pitcher gran jugador,joven con un brazo potente, dio un partidazo, sin hit o sea que de todas las veces que lanzo la pelota los bateadores no golpearon ni una, pero por el hecho de ser recien debutado no termino el partido, salio con ovacion y salio feliz del campo, fue directo a las regaderas mientras el partido terminaba, salio del estadio y se fue caminando, de pronto un carro lo atropello, la vida es exacta como el base ball, un solo hit, una base por bola, mas tiempo bañandose y seguiria con su vida, tal vez el conductor del carro estaba viendo el partido y en cuanto vio que salio el pitcher el se levanto de su sillon y se fue a tomar una cerveza, tal vez se le olvido su cartera y se regreso por ella el caso es que los segundos coincidieron y uno mato al otro.

La vida tambien es exacta como la Nascar, el pasado domingo Carlos Pardo murio corriendo su carro, una parada en los pits, una curva a menor velocidad y no hubiera chocado, podria seguir la lista con miles de sucesos que tardan un segundo y son precisos, un segundo mas, un segundo menos y simplemente no pasarian.

En paz descanse Carlos Pardo, cuidense, pasenla bien y gracias por venir!

3 comentarios:

  1. Si, vi el accidente, pero mira,
    el hubiera no existe...

    Saludos mil.

    ResponderEliminar
  2. puchas pobre vato...

    estaba bien morro

    no sabía que te gustaba el automovilismo

    ResponderEliminar
  3. Chispas! Pues asì es la vida. En un segundo pueden pasar muchas cosas. Saludos.

    ResponderEliminar